El bonito palabro que hemos encontrado esta vez durante la corrección de un texto posee una connotación eminentemente fálica. Se trata del término detumescencia, cuya primera acepción del DRAE define como ‘Disminución de una hinchazón’. No obstante, el contexto en que hemos encontrado esta palabra tan sonora remite a la segunda de las acepciones del término: ‘Disminución del tamaño del pene tras una erección’. De este modo, ya no podemos decir que no contamos con una palabra que defina perfectamente esta realidad, además con sencillez, concreción y cierta belleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *