Después de unos meses de silencio, que, lejos de suponer una mala noticia, son una buena muestra de lo ocupados que estamos, volvemos a acercaros una nueva palabra para nuestra colección de rarezas: hipnagógico.

Se define como estado hipnagógico a aquel que experimentamos entre el sueño y la vigilia, lo que comúnmente llamamos duermevela. Ya sabes, si quieres dártelas de cultureta, utiliza esta palabra y descolocarás a más de uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *