Cuando un miembro del equipo me consultó esta palabra, lo primero que se me vino a la cabeza fue que era un tipo de reno, o algún otro animalejo estepario.

Pero no, resulta que hacerle a alguien un rendibú es hacerle un agasajo, adularlo. Hacerle la pelota, en castizo.

El término proviene del francés rendez-vous, que en castellano ha dado origen al término rendibú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *