Existen palabras que, por su similitud, provocan frecuentes equivocaciones. Este es el caso de el uso de enjuagarse en lugar de enjugarse, se trata de un ejemplo extraído de una de nuestras últimas correcciones de textos. En esta ocasión, el autor utilizó el verbo enjuagar para que su personaje se secara el sudor. Se trata de un uso incorrecto del verbo.

Según el DRAE, enjuagar, en cualquiera de sus acepciones, remite siempre a una limpieza, lavado o aclarado utilizando algún líquido. Por otra parte, enjugar es ‘Quitar la humedad superficial de algo absorbiéndola con un paño, una esponja, etc.‘, o bien ‘Limpiar la humedad que echa de sí el cuerpo, o la que recibe mojándose’.

Así pues, cuando vuestros personajes lloran o sudan, si quieren secarse, deben enjugarse las lágrimas o el sudor, mientras que, si se lavan los dientes, deben enjuagarse la boca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *