Después del ajetreo que supone para los correctores de textos el advenimiento de las celebraciones del Día del Libro, vuelvo a la carga con uno de mis adjetivos favoritos: ferino. Utilizado habitualmente como sinónimo de feroz, significa según el DRAE: ‘perteneciente o relativo a la fiera’, y también: ‘que tiene las propiedades de la fiera’.

Aunque se trata de un adjetivo escasamente utilizado, me encanta su sonoridad. Por otro lado, siempre me ha inquietado que formase parte del nombre de una enfermedad: la tosferina, una afección de las vías respiratorias altas que se desarrolla entre terribles ataques de tos y que provoca la muerte de alrededor de 300 000 personas cada año. No en vano la llaman tos ferina, es decir, la tos feroz…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *